I love Castilla-La Mancha

I love Castilla-La Mancha

Hasta hace pocos años envidiaba a amigos de la Universidad que cada verano volvían a sus pueblos o ciudades natales a los que siempre me gustaba ir de visita o a veranear.  Océano, mar, grandes cordilleras, mariscos, pescados recién pescados, viñedos mirando al mar… Y cuando tenía un día libre me iba a esas tierras tan bonitas a recorrerlas de cabo a rabo, a beber sus vinos, a comer sus manjares…

UN MOMENTO.

Querida yo, ¿puedes pararte y analizar lo inspirador y maravilloso que tienes en tu casa, en tu pueblo, en tu campo y en tu mesa? Y ahí estaba: Castilla y La Mancha, dos zonas unidas por un guión. Tan dispares, tan diversas, tan ricas.

Una zona que quizá no se haya sabido vender muy bien (a pesar de la promoción que nos ha hecho Don Quijote por el mundo) pero que cada vez se reivindica más sus variopintos paisajes, su gastronomía casi infinita y sus vinos.

Unos vinos y unas viñas que habían sido infravaloradas por el yugo del granel pero que hoy desde Toledo hasta Almansa, pasando por Tomelloso y volviendo a la serrana Cuenca encontramos vinos de calidad, con proyectos más que interesantes que apuestan por la experimentación en el campo con distintas variedades o la labor que realiza Bodegas Verum para potenciar el turismo enológico y gastronómico.

Es por eso que en nuestra vinoteca Despacio Arte y Vino siempre hay vinos que proceden de mi tierra. Y es que no hay nada que me haga más feliz que venga un cliente y me pregunte: ¿Tienes algún vino de Castilla-La Mancha?

perdiz escabechada

vía La Cerca Noticias de Castilla-La Mancha

Y como mi imaginación no tiene límites cuando recomiendo un vino blanco, como Loco de Méntrida, veo una perdiz escabechada. La carne de caza es una de las más utilizadas en la cocina castellano-manchega y es que multitud de monterías se repiten a lo largo del territorio que se transforman en platos que ocupan las cartas de los mejores restaurantes no sólo de España, sino también del mundo.

fabada y vino verum tempranillo

Imagen cedida por @joaquinwineup

El siguiente plato reconozco que no es de mi cosecha pero me pareció tan irresistible que no he tenido más remedio que pedir permiso a su dueño para incluirlo en este post. Las legumbres en mi casa han sido y siguen siendo las protagonistas absolutas dos veces a la semana. No son un plato exclusivo de Castilla-La Mancha pero si características de una gastronomía contundente. Por eso cuando vi en Instagram unos judiones (de la otra Castilla) con chorizo y morcilla acompañados de un vino de Bodegas Verum, concretamente el Reserva Familiar ,comencé a salivar y a sentir nostalgia de la chimenea de la casa del pueblo y del puchero de barro donde se cocían las legumbres a fuego lento.

Y para terminar no puede faltar en la mesa de esta entrada unas migas manchegas.  En cada región de Castilla-La Mancha incluyen diferentes ingredientes. Yo las voy a describir como las hacía mi abuela: con chorizo, con torreznos, con pimientos choriceros y con uvas. Es uno de los contrastes de sabores que más me gustan. Y a estas migas las vamos a acompañar con un vino de Toledo, Torre de Barreda Pañofino.

migas manchegas con uvas

vía Cocina Creativa blog

Sí, ya sé que este es menú potente y que hay que dejar un hueco para un postre castellano-manchego pero eso lo vamos a dejar para el siguiente post…

Comments

Write a comment